Psicólogo parejas

¿Problemas o crisis de pareja?

Desde las continuas discusiones y desacuerdos, problemas de comunicación en la relación, malestar en aspectos de la convivencia, malas relaciones sexuales o falta de ellas, infidelidades, celos, caer en la rutina, etc. Todas son razones por las que una relación en pareja puede correr peligro. Sin embargo, hay relaciones de pareja en las que el amor nunca desaparece pero aun así corren peligro de romperse. Esto se puede evitar y salvar la relación, si se cuenta con una terapia de parejas personalizada y enfocada a la resolución de los problemas existentes y latentes.

¿Es realmente de útil la terapia de pareja?

Puede llegar a ser muy útil pero es muy importante que las partes involucradas pongan de su parte. El especialista no puede hacer milagros si cada miembro de la pareja no detecta ni asume su parte de responsabilidad. Ese es el primer paso. En parejas que lo dan, la terapia acaba siendo realmente efectiva y no necesitan volver a realizarla al pasar un tiempo.

Hay parejas que, en cuanto detectan algunos de esos problemas, acuden inmediatamente a buscar ayuda de un profesional psicólogo de parejas. Sin embargo, en la gran mayoría de relaciones se aguanta durante años mientras la relación va deteriorándose más y más. La terapia para parejas es mucho más eficaz y con mejores resultados si se acude a un psicólogo nada más observar cualquier malestar en la relación. Pero claro, para ello, ambos miembros deben estar de acuerdo en contar con la ayuda de un gabinete de psicología especializado en parejas, como Clínica Viher.

Psicología en terapia de pareja

¿Qué tipo de problemas pueden darse en una relación en pareja?

Principalmente, los problemas en pareja surgen de situaciones como las siguientes. Tener claros estos conceptos ayudará a que la terapia de pareja sea muchísimo más efectiva y con resultados que permitirán retomar o resurgir una relación en pareja como antes del surgimiento de los conflictos, discusiones o desacuerdos.

No se asumen responsabilidades

Éste suele ser uno de los aspectos más habituales que encierran muchos problemas de pareja. Cada miembro no acaba de asumir su responsabilidad respecto al malestar que puede generar dentro de la relación.  Esto es clave para asistir a terapia de pareja ya que ambas partes deben ser conscientes de la manera en que contribuyen a un conflicto o a una discusión. Partiendo de ahí, se puede trabajar en la modificación de comportamientos.

Querer que la pareja cambie

Debemos aprender a aceptar a nuestra pareja tal y como es. Además, “cambiar a una persona” no es la misión de un psicólogo de parejas, sino cambiar la relación en sí. Por eso, lo que debemos es, desde la aceptación, modificar ciertos comportamientos o actitudes que son perjudiciales en la pareja, pero siempre aceptando la personalidad, las ambiciones y las inquietudes de la otra persona como parte de ella.

Falta de confianza

Guardar secretos, las infidelidades, los celos o la falta de claridad a la hora de comunicarse pueden llevar a generar un ambiente de falta de confianza en la pareja. La terapia puede ser muy efectiva en este sentido pero existen personas que acuden a terapia y siguen, a su vez, con secretos dentro de la pareja o manteniendo alguna relación con una tercera persona. Esto es engañarse a sí mismo y la terapia acabará por no ser efectiva.

¿Cómo puede ayudarnos un psicólogo a mejorar nuestra relación?

Lo primero es realizar una entrevista para identificar los distintos problemas de pareja que puedan existir para encaminar la terapia en una dirección. Podrá aplicarse, según cada caso, terapia individual y terapia familiar. Siempre de forma individualizada. Es decir, si los problemas de una relación pasan por la sexualidad, se pondrán en práctica terapias de sexualidad específicas en los miembros de una pareja. Dependiendo también de cuántos problemas haya y del grado de los mismos, se puede aplicar una terapia breve estratégica y muy enfocada a la resolución de un conflicto en concreto o una terapia más a largo plazo.

Salvar la relación con la persona que quiere es posible. Clínica Viher es un centro de psicología y de terapia de pareja en Barcelona. ¿Quiere consultarnos alguna duda? Nos ponemos a su entera disposición. ¡Contáctenos ahora y cuéntenos tu caso!